Más allá de un sólo like
Nota1a.png

“¡Y se me ocurrió pensar en los tipos, pero en todos los tipos…el tipo puede hacer cualquier cosa para ser distinto! ¡El tipo puede cambiar de todo, de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios, pero hay una cosa que no puede cambiar…no puede cambiar de pasión”. Libreto notable de “El Secreto de sus ojos”. Una película Latinoamericana, que ya es un clásico.

Secreto.png

¡Y claro! Aquí está el punto central para las comunicaciones o la vida audiovisual en el Biobío. Ya sea para el cine, la publicidad o para los medios. Entre tanto avance o “redescubrir” no debemos nunca dejar de lado esto: hacer las cosas…la que sea, pero con pasión, potenciando la cultura e identidad. Que la frialdad de un celular o de un computador no nos quite lo que siempre debe ser el norte. Aportar, siempre aportar. Visibilizar la realidad. Un tiro de cámara, una declaración, una edición que marque la diferencia. Para luego ver y apoyar a la industria.

Y vaya que sí se ha hecho. Han sido meses fructíferos en materia audiovisual. “El Agente Topo” irrumpió con fuerza generando incluso una nominación a los premios Oscar. Documental de la Directora Maite Alberdi, que muestra, con una visión distinta, las vivencias de adultos mayores en las manos de un agente privado, bien poco convencional. La punta de la lanza de días movidos de los cuales no escapan referentes audiovisuales de la región del Biobío.

“Dominio Vigente” trascendió  fronteras y desde Alemania, donde fue nominada, incluso, como mejor película por la Academia de Cine del país germano, llegó para instalarse como un emblema. Del director penquista, Juan Mora, narra, tal como lo remarca su sitio web “el trasfondo del violento choque de visiones e intereses que se desarrolla en Wallmapu”. Años de trabajo que vieron y siguen rindiendo frutos.

 

Cortos… documentales... Films ¡en fin! diversas piezas audiovisuales navegan hoy más que nunca para alzar la voz. “Embryo” de Patricio Valladares con locaciones de la región de Ñuble. “Inmersión”, protagonizada por Alfredo Castro, con los encantos de la provincia de Arauco como uno de los telones de fondo o “Pulento” filmada en la provincia de Concepción, son uno de los tantos ejemplos, que ya vienen o están para ser vistas. De usted depende que esto siga creciendo y ahí los festivales juegan un rol vital.

Lebú, comuna que se ha transformado en el centro de la escena fílmica nacional-sudamericana y que lejos de quedarse al margen durante la pandemia, de igual forma dijo presente con su festival. Más de 200 películas participaron del evento digital, en esta oportunidad. Dos décadas de trayectoria que lejos de descansar, sigue cimentando la carrera de muchos y muchas. Ejercicio de compartir experiencias con otros protagonistas audiovisuales que trascienden nuestras fronteras y que no termina.

frontera.png

El Festival de Cine de no Ficción “Frontera Sur” y BIOBIO Cine, cuyas convocatorias y elogios crecen segundo a segundo, son otro de los tantos ejemplos que muestran las ganas regionales por seguir marcando presencia, tal como lo pretenden el naciente proyecto “Escuela de Espectadores Críticos”, liderado por la Corporación Cultural de Artistas del Acero.

 

Historias que hacen de este primer semestre de 2021 un capítulo aún abierto para el país y las regiones del Biobío y Ñuble. Que esto siga desarrollándose, depende del apoyo de todos. ¡Y claro! Más allá de un solo like.

Graama, 2021